Estás en Lasermedik > Depilación Láser > Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes


¿Cuántas Sesiones son necesarias?

Es impredecible determinar cuantas sesiones van a ser necesarias para completar una depilación láser. Depende de diversos factores como son el sexo, la edad, la zona a tratar, el tipo de vello, el fototipo de piel, la densidad de pelo, el láser utilizado, el sistema hormonal, la profesionalidad del técnico que lo realice, la formalidad del paciente al cumplir con las indicaciones que se le indiquen, incluso otros factores como el estrés, etc.

Hay personas que acaban en 6 sesiones y hay otras que necesitan en algunas zonas hasta 15 o más sesiones.

Por establecer una media podríamos hablar de unas 8 sesiones para completar una tratamiento corporal en chicas y de alguna más en facial. Los chicos precisan siempre de un número superior de sesiones.

Factores que facilitan el proceso:

  • Piel clara
  • Vello grueso
  • Vello oscuro
  • Paciente de mayor edad
  • Mujer

Factores que dificultan el proceso aumentando con ello el número de sesiones:

  • Piel morena
  • Vello fino
  • Vello claro y/o con brillo
  • Paciente de corta edad
  • Hombre
  • Mujer con problemas hormonales.

Volver


¿Puedo depilarme si estoy moren@?

Con láseres apropiados, como los de diodo, es posible depilar pieles de fototipos bastante altos con relativa seguridad para la piel. Pero no es lo mismo "ser de piel morena" a "tener la piel morena" por haber tomado el sol o rayos UVA. En el segundo caso la piel no está en las condiciones óptimas de hidratación y la sesión podría no ser efectiva, debido a los parámetros que habría que redefinir para esa sesión, además de ser altamente peligroso ya que se incrementaría notablemente el riesgo de quemaduras.
Con este tipo de láseres tendríamos que restringir las sesiones a los periodos en que la piel está menos bronceada, teniendo en cuenta que ha de pasar 1 mes desde que la persona ha estado expuesta al sol. Otra alternativa sería proteger del sol las zonas que se vayan a tratar impidiendo así que se bronceen.

Los únicos láseres apropiados para pieles bronceadas por el sol son aquellos que utilizan la tecnología de la fototermolisis progresiva en vez de la selectiva, como el láser de diodo soprano que permite realizar la sesión incluso el día posterior a la exposición solar, pudiendo reiniciar dicha exposición de nuevo 2 días después de la aplicación del láser.

Volver


¿Puedo tomar el sol durante el tratamiento?

Con la mayoría de los láseres debemos mantener la piel lo más blanca posible durante todo el tiempo que precisemos para finalizar el tratamiento. Hay personas que, por diversas circunstancias, tienen la piel bronceada (por exposición solar) durante ciertos periodos de tiempo. En esos casos se interrumpiría el tratamiento y se volvería a reiniciar en los meses que la piel no está expuesta al sol. Aún así se corre el riesgo de incrementar el número de sesiones necesarias.

Especial atención precisan las zonas de la cara, ya que es inevitable que el sol nos afecte por el mero hecho de "andar por la calle". En estos casos lo que hay que hacer es darse diariamente, y las veces que sea necesario, crema de protección solar (pantalla total).

Uno de los riesgos a tener en cuenta en los procesos de depilación con láser es la posible aparición de manchas con posterioridad al tratamiento. Para evitarlo deberemos abstenernos de tomar el sol durante al menos 7 días después de la sesión. Pasado este tiempo el riesgo de aparición de manchas por causa de la depilación láser prácticamente desaparece en la mayoría de los pacientes.

Con los láseres más avanzados, como el soprano, sí podemos exponernos al sol hasta 1 día antes a la sesión y solamente tendríamos 1 día de abstinencia solar tras cada sesión. Tener, aún así, en cuenta que la piel debe de estar en buenas condiciones de hidratación en el momento de la sesión y no presentar enrojecimiento, descamación u otros trastornos provocados por un abuso de exposición solar.

Volver


¿Es lo mismo láser que fotodepilación?

Un error muy común es el de confundir la "fotodepilación" con la "luz pulsada".
La foto-depilación, como su propio nombre indica, es la depilación mediante luz. Todas las técnicas que utilizan luz para depilar serían por lo tanto susceptibles de llamarse de ese modo.
La diferencia a establecer es entre la luz pulsada y los láseres convencionales. Mientras que la luz pulsada intensa emite un haz de luz que agrupa diferentes longitudes de onda, el láser convencional emite en la longitud de onda adecuada para el tipo de vello sobre el que se está trabajando, siendo por lo tanto más específico.

Volver


¿Cuál es el mejor láser?

Para que un láser sea efectivo y seguro debe cumplir ciertos requisitos imprescindibles en cuanto a parámetros se refiere.
Los más conocidos son los siguientes:

Láser de rubí. Está específicamente indicado para pieles claras y pelo grueso y oscuro. En la actualidad está prácticamente en desuso.

Láser de alejandrita. Indicado para pieles blancas. Tiene una penetración sensiblemente superior al láser de rubí. Si la piel no es muy blanca las posibilidades de provocar quemaduras son muy altas ya que han de usarse intensidades muy altas para que sea efectivo. La ventaja es que tiene un poder de penetración alta y si el fototipo es el adecuado puede ser más rápido. Llega a carbonizar totalmente el vello. No está indicado para depilación facial.

Láser de diodo. Sus características hacen que sea adecuado, tanto para fototipos de piel bajos, como para pieles morenas de fototipo V, siempre que el pelo sea más oscuro que la piel. El riesgo de quemaduras se reduce considerablemente respecto a láseres de generaciones anteriores. Es posible utilizarlo en facial con muy buenos resultados. Cuando la densidad de pelo es grande y/o vello grueso sigue siendo doloroso a pesar de los avances en el sistema de refrigeración de la piel.

Neodimio yag. Puede emplearse en fototipos muy altos (pieles muy oscuras) pero su efectividad no es siempre la deseada. En ocasiones provoca un afinamiento del vello en vez de la total eliminación. Este tipo de láser se emplea también para lesiones vasculares leves. Cada vez es menos empleado en depilación.

Láser (de diodo) soprano. Utiliza un concepto totalmente innovador a la hora de trabajar. La temperatura es elevada hasta los 45º, en lugar de llegar hasta los 90º de otros láseres, por lo que el riesgo para piel es prácticamente inexistente en todos los fototipos de piel e incluso en pieles recientemente bronceadas. Las sesiones son muy rápidas y en la mayoría de las zonas es prácticamente indoloro, casi agradable. El número de sesiones es similar a los demás láser de diodo.

Volver


¿Es definitivo?

La palabra que realmente debería usarse al definir la depilación láser es "permanente".

Las personas tenemos determinado genéticamente desde el nacimiento el número de folículos pilosos. En un principio el vello, denominado lanugo, es prácticamente invisible debido a su escaso grosor y longitud. Con los años, el vello de ciertas zonas se va desarrollando en grosor y pigmentación, especialmente en la pubertad. Algunos folículos se quedan en un estado "durmiente" y otros se aprecian considerablemente. Son estos los que pueden eliminarse mediante el tratamiento láser, ya que contienen la suficiente pigmentación para ser receptores de la energía lumínica, premisa imprescindible en este tipo de procesos.

Podemos eliminar, por lo tanto, de forma definitiva, todos aquellos folículos lo suficientemente gruesos para ser susceptibles de recibir la energía necesaria.

Conclusiones derivadas de la investigación y la experiencia:

  • El folículo piloso inhabilitado no vuelve a emitir nunca un vello.
  • El vello que en 1 año no vuelve a aparecer, no lo hará nunca más.
  • El vello muy, muy fino no es posible eliminarlo.
  • Los folículos durmientes no quedan afectados por el láser, siendo posible, aunque no probable, que se desarrollen en otra etapa de nuestra vida.
  • Los hombres siguen desarrollando folículos, aunque a un ritmo muy bajo, hasta los 40 años aproximadamente.
  • Un cambio hormonal atípico (por medicación, enfermedad, etc..) puede dar lugar al desarrollo de folículos hasta entonces durmientes, apareciendo como consecuencia nuevos vellos visibles.

Volver


¿Quién me tiene que realizar el tratamiento?

Los equipos láser de depilación, debido a su potencial peligrosidad, han sido autorizados para uso médico exclusivamente. De esto se derivan las siguientes consecuencias:

  • Los tratamientos láser de depilación han de ser realizados en un Centro Médico autorizado por el órgano competente de cada Comunidad. En el caso de Vitoria debería estar autorizado por el Departamento de Sanidad de Gobierno Vasco, sito en la calle Santiago, nº11, bajo.
  • Todo -centro médico- dispone por ley de un responsable médico que responde de todos los tratamientos realizados en el centro. Es imprescindible que el médico este acogido al Colegio de Médicos de la provincia en la que esté operativo el centro.
  • El tratamiento debe ser realizado por un técnico convenientemente formado, bajo la supervisión del médico responsable del centro médico-estético en cuestión.
  • Antes de someternos a un tratamiento láser de depilación hemos de firmar un "consentimiento informado" en el que se explican tanto los beneficios como los posibles riesgos del procedimiento.
  • No existe, hasta el momento, una Ley Orgánica reguladora, por lo que son las Comunidades Autónomas las que emiten este tipo de decretos a cumplir en cada territorio.

Volver


¿Es doloroso?

Los procesos de depilación láser utilizan energía lumínica que termina convirtiéndose en calorífica para inhabilitar los folículos pilosos.

Ese calor es percibido, por cada el paciente, de una forma diferente. Un mismo individuo, a su vez, sostiene apreciar una sensación diferente en distintas sesiones, y por supuesto dependiendo de la zona a tratar.

Cada láser utiliza un sistema diferente para paliar esa sensación de calor, siendo los más habituales los de refrigeración del cabezal.

Aún así, a los pacientes que refieren sentir dolor en determinadas zonas, se les suele indicar una crema anestésica de uso tópico: EMLA.

Las zonas más sensibles son las axilas, las ingles, el abdomen-torax y las espalda.

Volver


¿Tiene efectos secundarios?

La luz que irradia un láser de depilación no es ionizante, es simplemente una luz intensa. Esto significa que, a diferencia de las radiaciones solares o las emitidas para hacer radiografías, no liberalizan iones, que son los causantes de las posibles modificaciones genéticas en las células de nuestro organismo.

A su vez, la luz láser tiene un poder de penetración en la piel muy bajo, por lo que no es posible dañar estructuras inferiores a las de la piel, incluso con una mala utilización.

Los ojos del paciente, que sí serían vulnerables a una mala utilización del aparato, deben de estar en todo momento protegidos por unas gafas adecuadas que le proporcionarán en el centro.

Podemos concluir que no existen efectos secundarios a largo plazo, al menos conocidos.

Volver


¿Qué sucede con el tratamiento si me quedo embarazada?

Durante el embarazo y la lactancia se habrá de interrumpir el tratamiento láser de depilación. En ambos periodos, el sistema hormonal está muy alterado interfiriendo en los folículos pilosos, que modifican su funcionamiento, lo que impide que el tratamiento sea efectivo.

Será tras el periodo de lactancia cuando la mujer podrá reiniciar el tratamiento.

Volver


¿Elimina los vellos enquistados?

La luz del láser "detecta" perfectamente el cromóforo de la melanina aunque se encuentre bajo la superficie de la piel.

Muchas de las personas que deciden iniciar un tratamiento láser de depilación lo hacen aconsejadas por su dermatolog@ tras sufrir las complicaciones derivadas de este tipo de enquistamiento.

Volver


¿Se puede aplicar el láser sobre lunares?

La luz láser, como cualquier otra luz, es "absorbida" en mayor medida por los cromóforos oscuros. Los lunares tienen una pigmentación superior al resto de la piel por lo que recibirían más energía si se emitiese la luz sobre ellos.

Es por ello que el técnico que esté efectuando la depilación debe proteger los lunares para que no haya riesgo de quemadura en estos.

De todas formas, desde una simple "peca" de pequeño tamaño a un lunar de una dimensión considerable existe mucha diferencia.

Las zonas con pequeñas "pequitas" son aptas para depilar con láser. Incluso, a veces, estas manchitas (efélides) tienden a desaparecer tras varias sesiones de láser.

Volver


¿Cuánto tiempo dura cada sesión de depilación con láser?

Evidentemente depende de la extensión de la zona a tratar, así como del equipo láser que se emplee. Ponemos a continuación unos ejemplos de tiempos aproximados.

Axilas 10 minutos
Ingles 15 minutos
Piernas enteras 1 hora y media.
Espalda 1 hora
Labio superior 5 minutos

Volver


¿Cada cuanto tiempo se hacen las sesiones?

Entre una sesión y la siguiente hemos de respetar, como mínimo, la duración del ciclo de crecimiento de los folículos. En corporal (del cuello hacia abajo) el ciclo dura aproximadamente 2 meses y en facial es de 1 mes.

Es, pasado este tiempo, cuando todos los vellos que no han sido eliminados en las anteriores sesiones vuelven a ser visibles en su práctica totalidad, y es ese el momento propicio en el cual se debe efectuar la siguiente sesión para que ésta sea lo más efectiva posible.

Volver


¿Cuál es la mejor época para iniciar el tratamiento?

Es creencia popular pensar que la mejor época para iniciar un tratamiento de depilación láser es después del verano. Probablemente la causa sea que la gente da por sentado que para el verano siguiente, y dada la actual moda de "ponerse morena" ya habrían finalizado el tratamiento.

Con la mayoría de los láser, no así con el nuevo láser de diodo "soprano", las sesiones deben efectuarse cuando las zonas a tratar estén lo menos bronceadas posibles, siendo, en la mayoría de los casos, y dada la meteorología de nuestra zona, los meses comprendidos entre noviembre y junio en los que la piel mantiene una tonalidad más clara (especialmente los últimos meses antes del verano). No obstante, la totalidad de l@s pacientes necesitan un número superior de sesiones que las 4 que se podrían efectuar en ese periodo, por lo que siempre va a coincidir el tratamiento con la época de verano en cuestión.

Podríamos deducir, por consiguiente, que no hay una época especialmente propicia para iniciar el tratamiento. Debemos iniciarlo, eso si, cuando nuestra piel esté en las condiciones idóneas para ello y proteger esas zonas del sol (o de cualquier sistema bronceador) hasta finalizar el tratamiento, o en todo caso, interrumpirlo en los periodos en los que tomemos el sol y nuestro fototipo (tono de la piel) sea más alto de lo habitual.

Especial mención requiere el láser de diodo "soprano" que utiliza la "fototermolisis progresiva" en vez de la "fototermolisis selectiva" permitiendo al paciente, dentro de su protocolo, el bronceado de la zona a tratar, sin suponer un riesgo para la piel, ni un retraso para el tratamiento.

Volver


¿Se puede realizar en cualquier parte del cuerpo?

Exceptuando la zona más cercana al ojo (bajo la ceja), y las zonas mucosas, todas las demás zonas accesibles son susceptibles de ser tratadas si cumplen los demás requisitos generales necesarios para ello.

Volver


¿A qué edad puedo iniciar el tratamiento?

La edad no supone, en ningún caso, un impedimento médico para iniciar un tratamiento de depilación láser.

De todas formas y dado que la pubertad es el momento en el que se desarrollan la mayoría de los folículos pilosos, lo ideal sería iniciarlo al finalizar esta etapa.

No obstante, hay personas que desde muy jóvenes tienen un vello excesivo que les supone un problema a considerar en sus relaciones personales, por lo que la depilación láser se convierte, de entre todos los métodos, en el más eficaz y duradero, dado que los folículos inhabilitados en cada sesión no van a producir nuevos vellos nunca más. El inconveniente de empezar antes de finalizada la pubertad es que el número de sesiones necesarias hasta finalizar el tratamiento será superior al habitual.